Baterías ion aluminio como alternativa.

Las baterías de ion aluminio es una alternativa ecológica, económica y tecnológica, frente a los actuales desafíos energéticos mundiales. El mundo necesita una evolución energética a corto plazo; las ciudades no reducen el excesivo consumo de energía y los hidrocarburos tienen sus días contados. Necesitamos poder almacenar las energías renovables que tenemos en «exceso´´ y que no estamos aprovechando.

Desde hace mucho tiempo se practican experimentos con compuesto que nos permitan almacenar energía, algunos son elementos muy peligrosos e inestables, otros muy escasos. Las grandes compañías mantienen una lucha constante por dominar el mercado y explotar al máximo los territorios donde se encuentran estos elementos, olvidando la salud ambiental y la de sus habitates.

Las baterías de ion aluminio al parecer, podrían disolver el gran interés por el Litio (el llamado oro blanco). El Litio a demostrado ser buena fuente de almacenamiento de energía, pero al mismo tiempo ha dejado claro que es muy peligroso.

¿Por qué el Aluminio?

El aluminio es el tercer elemento más común del planeta lo que lo convierte en un material muy barato para fabricar baterías. Las baterías de ion – aluminio tienen la virtud de alta capacidad, lograda gracias a la propiedad triple redox electrónico.

¿Esto qué significa?

Al efectuarse el proceso de carga los iones de aluminio van desde el catado hasta el ánodo y intercambian tres electrones por ion. Si lo comparamos con el Litio, en la inserción de Iones un Al3+ es equivalente a tres de Li+ lo que da ventajas al aluminio en capacidad de almacenamiento energía. Además, el aluminio tiene mayor capacidad volumétrica que el Litio, lo que hace que la energía almacenada en las baterías de aluminio por volumen es superior.

Las baterías de ion aluminio tienen grandes cualidades que sin dudas es necesario reconocer; Carga ultra rápida, Bajo coste, Alta durabilidad superando los 10000 ciclos, Alta seguridad ya que no es tóxica ni inflamable. Pueden ser usadas en infinidad de aplicaciones, ya sean domésticas o industriales.

El uso de las baterías de ion-aluminio llevaría a que se comiencen a implementar grandes complejos capaces de almacenar de forma segura la energía excedente de la generación Solar, Eólica, etc. y aprovecharla en momentos sin generación.

Aunque ya se tienen grandes avances en la tecnología de las baterías de ion aluminio, no se encuentran bajo ventas comerciales. Los investigadores están siendo prudentes e intentando limar todas las posibles fallas que puedan tener estas baterías. Se necesita encontrar las combinaciones perfectas entre los materiales del ánodo, el cátodo y el electrolito.