Análisis de ProductoEnergía

¿Dónde colocar los radiadores en casa para que sean más eficientes?

¿Has escuchado decir esto alguna vez? ¿Dónde puedo colocar el radiador para que sea más eficiente y que el calor llegue a toda la habitación?. Actualmente, el costo de la energía no para de subir, y con él, las facturas a final de mes. Entre los equipos más consumidores de un hogar se encuentran los radiadores o calefactores eléctricos, así que la tendencia es querer colocarlos de la forma más eficiente posible.

Tipos de Calefactores

Existen varios tipos de calefactores y con una gran variedad de diseños. Los diseñadores y creadores de producto tienen el gran reto de hacerlos cada vez más funcionales y con estilo, ya que son equipos que cada vez se integran más con la decoración de un hogar.

  • Acumuladores eléctricos: Convenientes para grandes espacios, con ellos es posible acumular el calor por bastante tiempo.
  • Convectores eléctricos: Ideal para calentar rápidamente una habitación o pequeñas estancias. No es recomendado para grandes áreas.
  • Calefactor cerámico: Generan calor rápidamente y no son grandes consumidores de energía. Suelen tener un ventilador para hacer circular el aire por su interior. Son equipos bastante duraderos.
  • Radiadores de bajo consumo: Estos radiadores son un poco lentos en la velocidad de calentamiento pero mantienen muchísimo más tiempo el calor manteniendo una inercia térmica.
  • Radiadores con fluido térmico: Son radiadores que suelen utilizar un fluido caloportador (generalmente aceite sintético) que mantiene el calor durante bastante tiempo reduciendo el coste energético necesario.
  • Radiadores de tecnología seca: Utilizan resistencias eléctricas para generar el calor, esto provoca que tengas calor de forma rápida pero una vez apagado también se enfriará rápido.
  • Radiadores eléctricos por infrarrojos: Este es un sistema bastante utilizado sobre todo en las terrazas de bares y restaurantes. También puede ser utilizado en interiores, con la ventaja de no ser un calefactor que disminuye la humedad del ambiente.
¿Dónde colocar los radiadores en casa para que sean más eficientes? 1

¿Funcionamiento de un calefactor?

Debemos comprender cuál es el principio de funcionamiento de un radiador o calefactor . A los radiadores podemos encontrarlos principalmente de tres formas; los primeros tienen un fluido caloportador en su interior (generalmente aceite) el cual se calienta y transfiere su energía (calor) al ambiente mediante transferencia de calor por Radiación y Convección. Los segundos que podemos encontrar utilizan resistencias eléctricas, placas cerámicas, etc y un ventilador para forzar el movimiento del aire a través de él. Y los terceros utilizan ondas infrarrojas para calentar los cuerpos y no el medio en el que se encuentran.

Vale muy bien, pero ¿Donde coloco el Radiador?

El principio de funcionamiento del radiador se basa en calentar un flujo de aire que pasa a su alrededor para que éste transfiera su calor al ambiente (Exceptuando el de ondas infrarrojas). Al pasar el aire por encima del calefactor, este se calienta y continúa su recorrido a mayor temperatura por toda la habitación.

Aquí te encontrarás con dos versiones; una en la que el radiador tiene un ventilador incorporado (como ya te había contado) lo que obliga al aire a moverse a través de él. Este tipo de radiador lo puedes colocar donde mejor te plazca, ya que el mismo obliga la corriente de aire a moverse por la habitación.

Radiador de Resistencia Eléctrica

Si utilizamos un radiador con algún tipo resistencia eléctrica o cerámica y que posee un ventilador para mover el aire. Este tipo de calefactores es de muy rápido calentamiento y se encarga de impulsar el flujo de aire caliente hacia donde se oriente el calefactor. Aunque su exterior sea plástico o de algún otro material estético, su interior es de metal o cerámico. Se les debe mantener un flujo constante de electricidad para que caliente, si le falta la energía eléctrica se enfriará rápidamente.

Este tipo de calefactores genera su propio flujo de aire impulsado por un ventilador, lo que moverá todo el aire de la habitación. Imagina tener un flujo de aire caliente directamente hacia tu cara. Creo que te puede resultar algo incómodo. Una forma de ser más eficiente es orientar el flujo de calor hacia una pared común con otra habitación. De esta forma, además de calentar tu habitación, aprovecharás algo del calor generado para calentar o mejorar la temperatura de la otra habitación.

Cuando el Radiador no tiene Ventilador para forzar el flujo de aire.

Y el otro caso, en la que el radiador no tiene ventilador, es más eficiente colocar el radiador cerca de alguna puerta o ventana que es por donde tiende a acceder el aire frío, ya que estas son las zonas menos aisladas térmicamente.

En Internet encontrarás quienes se refieren a dejar el radiador debajo de una ventana es la forma más eficiente, pero tienden a malinterpretar… no es dejar la ventana abierta y dejar que entre todo el frío, y menos en países donde las temperaturas estén varios grados bajo cero.

De lo que se trata es de colocarlo en la parte más fría o menos aislada térmicamente. El aire frío y el aire caliente al entrar en contacto crean un flujo natural que provoca el ascenso del aire caliente y el descenso del aire frío. De esta forma se traslada el calor por toda la habitación haciendo que el proceso sea eficiente.

Si la habitación no tiene ventana.

Si es el caso, en el que la habitación donde lo colocaras no tiene ventana, puedes optar por colocarlo cercano a una pared común con otra habitación. El calor se va a transferir hacia esta y no se va a perder al exterior de la casa. Esta es una opción viable y eficiente para todos los calefactores, ya que la intención siempre es mantener el calor generado dentro de la habitación

Calefactores Recomendados

Botón volver arriba

Utilizamos Cookies (Google Analytics) para garantizar una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra Política de Cookies,.Contacto

ACEPTAR
Aviso de cookies